Superilla literaria para celebrar Sant Jordi

Se extenderá por el perímetro Diagonal-Gran Vía / Pau Claris-Balmes, con todo el paseo de Gràcia reservado para profesionales del libro y la flor.

El Ayuntamiento de Barcelona ha acordado con la Cambra del Llibre y el Gremi de Floristes los detalles de una fiesta de Sant Jordi que recuperará la normalidad prepandémica. La gran novedad será la habilitación de una superilla literaria que se extenderá por el perímetro Diagonal-Gran Vía / Pau Claris-Balmes. Dentro de este perímetro habrá dos espacios diferenciados: el eje del paseo de Gracia estará reservado para libreros y floristas profesionales, mientras que al eje de la Rambla de Cataluña se instalarán las asociaciones y entidades. La superilla será solo para peatones, mientras que los vehículos podrán circular por las calles perimetrales y por las calles de Aragón y de València.

Los libreros y floristas profesionales dispondrán también otros espacios en exclusiva, repartidos por diferentes puntos de la ciudad: plaza de Valdivia, paseo de Lluís Companys, plaza de la Vila de Gràcia, plaza de Orfila, plaza de Sarriá, espacio Poblenou-Pallars-Laguna-Subidas, plaza Real, plaza Universitat, y paseo de Sant Joan / Arc de Triomf.

Las entidades, asociaciones, otros colectivos y particulares que quieran montar parada durante la fiesta lo podrán solicitar mediante lo programa DRAGÓ de tramitación en línea de los permisos y licencias municipales preceptivos.

La vigilia de Sant Jordi, el 22 de abril, los establecimientos de venta de flores y libros podrán montar sus paradas ante la tienda, y también lo podrán hacer los panaderos.

También se confirma que el Ayuntamiento de Barcelona, bajo el paraguas de Ciudad de la Literatura UNESCO, organizará el tradicional almorzar de San Jorge el 23 de abril. Tendrá lugar al Palau de la Virreina y se hará en colaboración con la Cambra del Llibre y los diferentes gremios y asociaciones de escritores.